martes, 17 de marzo de 2009

Hedor en el Palacio Legislativo.


Otra vez la opinión pública nacional- término genérico que en verdad no indica mucho pues la mezcolanza de sus estamentos fragmenta presunciones de identidad, aunque la frase resulta parcialmente funcional-observó una nueva trifulca de los felones investidos como parlamentarios. Felón es el individuo, no la persona, que desde los tiempos medioevales a la fecha, no cumple con el juramento de fidelidad a su particular homenajeado. En la Cámara se debe homenaje a la Constitución, a los Representados, a la Moral y Buenas Costumbres, y a sí mismo.Todo fue violado.
*-La Constitución, agraviada porque ella indica la función específica de los diputados, no otra, que la de legislar.Excluye el boxeo, tácitamente prohibiéndolo en el sagrado hemiciclo.
*-Los Representadostoda la nación- no quieren a los cameralistas para que jueguen extemporánea y extraterritorialmente a Cris Namús, ni aspiran a ser promotores profesionales, tipo el moreno Larry King, con pupilos de altísimas cotizaciones mensuales, metidos a políticos con guantes.Ya se cuestiona la existencia de anquilosados fueros que se están trocando en una flagrante lesión a la igualdad entre los ciudadanos desde que los comunes responden a la justicia ordinaria, y estos pugilistas palaciegos a sus jurisdicciones corporativas..
*-La Moral y las Buenas Costumbres en sus respectivos imperativos éticos exigen debatir con ideas por medio de la “parla”, del “parlare”, de ahí “Parlamento”, y no con la fuerza bruta del incompetente que la usa como sucedáneo de la incapacidad para exponer civilizadamente opiniones en el augusto marco de la elaboración de un proyecto de ley. ¡Y qué Ley!...la que consideraba el sensible y eutanásico tema de la Vida y de la Muerte
*-A sí mismos, desde que no respetaron los votos que le debían a los items precedentes.
….
Lo descripto anteriormente es muy hiriente para la conciencia democrática y republicana del país. Pero hay otros aspectos que merecen consideración en un juego que, por pérfido, y sublimando indignación, se aprecia mitad en serio con un algo de broma macabra, al revivirse las mórbidas estampas registradas hoy en el palacito legislativo de la República Oriental.
* Una diputada arengaba, estimulando la riña entre los “gladiadores” y hacía muy mala letra publicitaria para la aspiración del sector de sus congéneres que ambiciona participación cameral por decreto, violentando el principio de reconocimiento habilitante,vía de los “talentos y las virtudes” , y no sustentado en el accidental predominio de ciertos cromosomas sexuales. Se sumaba así la porrista a otras señoras públicas que investidas de altos rangos, han bailado durante misiones oficiales en cabarets del extranjero trepadas a la mesa, o se han fotografiado en Internet al momento de la ducha facial sin pruritos de privacidad, chocantes para la sensibilidad de quienes poseen otros cánones de belleza.
*-Tengo la más plena convicción que los peleadores del Palacio no se hubieran animado a medir las fuerzas de sus piñatas en un mano a mano singular, sin molestos observadores morunos apostados en la costa solitaria , virtud , acaso, de la autoestima si se la pretende canalizar y sublimar por la tempestad de los sentidos.
*-En tiempos de violencias y de inseguridades nacionalizadas, ¿quién responde por los puñetazos de esta tarde, traficantes de sañas que promueven adicciones?
*- ¿Se podría debatir la vigencia restauradora de la antigua Ley del Duelo para defender el honor si se le considera mancillado dentro de un marco de pulir valores y generar conductas deseables, no las prostituidas y mediatizadas por alharacas tragicómicas?
*- ¿Se podrían habilitar dos Academias gratuitas y obligatorias como condición habilitante para ejercer cargo público representativo? Una de boxeo, que poco saben de tal arte los pegadores de ocasión como de anteriores. Otra de teatro, porque las actuaciones de querer aparecer como cegados por la rabia, fueron totalmente inconvincentes. Hedían a bulo.

4 comentarios:

fede dijo...

habilitaría la ley de duelos, sin duda, a ver quien es guapo de verdad...

Alfredo Saez Santos (Charo) dijo...

Yo,también! Fedor.

filomeno2006 dijo...

Rey Felón: Fernando VII, en España

Alfredo Saez Santos (Charo) dijo...

¡Y qué largo e inmundo reinado!
Gracias pore la opinión.